recetas_de_cine

3 recetas de cine, para hacer en casa

Si nos damos una vuelta por los canales de televisión vemos que la cocina es el escenario de numerosos programas y realitys: muchos de ellos sobre recetas, otros en formato concurso y algún otro donde la cocina es un desastre y un experto cocinero trata de enmendar los errores. Sin duda el arte de cocinar está de moda.

Pero no solo la pequeña pantalla nos enseña los secretos del arte culinario, sino que también la gran pantalla hace lo propio en numerosas cintas relacionadas con la gastronomía. En nuestro post de esta semana hemos decidido rescatar algunas de esas recetas cocinadas en el séptimo arte que podemos llevar a nuestra mesa para tener un plato de cine.

Nuestro recetario 5 estrellas tiene un común denominador: que todos sus platos se elaboran con carne, siempre de la mejor calidad, color y sabor. Diferentes versiones para cocinar pollo, cerdo o ternera y lograr ¡un resultado de película!. Manos a la obra. Ahí va nuestra selección…

  1. Polo al ajillo (El hobbit)

Comenzamos nuestra selección gastronómica de cine con una sencilla receta rescatada de El Hobbit, de Peter Jackson. Es la precuela de la conocida trilogía «El Señor de los Anillos». En la película, el Hobbit Bilbo Bolsón viaja a través del país de los elfos y los bosques de los trolls en busca del Anillo Único en las profundidades de la Tierra…

Para cocinar el pollo al ajillo, «a lo Hobbit», necesitamos: 1 pollo troceado, 1 cabeza de ajos, pimentón, pimienta, sal y aceite.

Podemos trocear el pollo en casa o que lo haga nuestro carnicero de confianza, lo condimentamos con la sal, pimienta y  pimentón. Y dejamos en reposo unos 10 minutos.

Entretanto, troceamos los ajos y sofreímos en una sartén con abundante aceite, Cuando estén listos (que no quemados, porque amargarían el plato) los reservamos en un vasito. En la misma sartén freímos el pollo, ya condimentado, junto con la cabeza de ajos (con piel y todo).

Una vez dorado el pollo, lo servimos en una fuente rociado con los ajos apartados y un chorrito de vinagre. ¡Y listo para comer!

Sencillamente sabroso…

  1. Boeuf Bourguingon (Julie&Julia)

Vamos con una receta de las elaboradas a fuego lento. Un estofado de ternera al vino tinto que te dejará sin palabras. Sublime y espectacular…

Esta receta nos lleva a la película Julie&Julia que habla de la historia de la chef Julia Child , una americana que revolucionó la cocina ofreciendo recetas francesas al público americano en una época liderada por chefs hombres. En paralelo, Julia, una mujer en crisis y cansada de su rutina se plantea el reto de elaborar las más de 500 recetas del libro «Dominando el arte de la cocina francesa», un clásico de la gastronomía publicado por Julia Child . Durante ese año, escribe diariamente sus experiencias en un blog que alcanza un enorme éxito.

El plato elegido, de los muchos que se cocinan en este film, es clave para sus dos protagonistas en la historia que narra la película. Para cocinarlo debemos reunir los siguientes ingredientes: 500 gramos de ternera muy tierna, 100 gramos de panceta, 2 ó 3 zanahorias, 2 cebollas pequeñas, 1 cucharada de harina, 500 ml de vino tinto, 300 ml de caldo de carne, 1 tomate pequeño rallado o bien concentrado de tomate, 2 dientes de ajo, laurel, tomillo, pimienta, sal tomillo pimienta, sal, mantequilla, una decena de cebollitas francesas y unos 200 gramos de champiñones.

Precalentamos el horno a 180 º y vamos preparando todo. Cortamos la carne en cubitos, la secamos bien con papel de cocina y reservamos.

En una sartén salteamos la panceta durante un par de minutos. En la misma sartén ponemos la carne bien salpimentada junto con la panceta y sellamos durante unos 4 minutos. Añadimos la cucharada de harina y removemos un par de minutos más. Añadimos la cebolla y la zanahoria.

Más tarde incorporamos el vino tinto, el tomate y los dos dientes de ajos majados.

Introducimos la preparación en el horno y bajamos la temperatura a 160º y dejamos hervir durante unas 3 horas hasta que la carne esté tierna.

Como guarnición salteamos las cebollitas francesas y los champiñones y salpimentamos. El resultado, es ¡¡un plato de cine!!..

  1. Lasaña (Garfield)

De color anaranjado, con un humor irónico y que odia los lunes, así es Garfield el gato más famoso del mundo. Hay algo que sí le apasiona a este gato mundialmente conocido y es la lasaña. Hemos conseguido para ti la receta original de la lasaña de Garfield, un plato con el que pequeños y mayores quedarán encantados y repetirás a menudo en casa.

Para elaborar la lasaña de Garfield necesitamos los siguientes ingredientes: un paquete de masa de lasaña, 250 gramos de carne de ternera o cerdo picada, 250 gramos de salchicha italiana, 1 cebolla cortada en cubitos, 1 diente de ajo picado, 1 lata de salsa de tomate al estilo italiano, 1 lata de tomates en conserva en cubos, 3 tazas de ricota, 1/2 taza de queso parmesano rallado, 2 huevos batidos, 2 cucharadas de perejil seco, sal y pimienta, al gusto y 500 gramos de queso mozzarella rallado.

Cocinamos la masa según las indicaciones del vendedor y mientras tanto, en una sartén doramos la carne a fuego medio junto con las salchichas y la cebolla, y escurrimos.

Añadimos el ajo, los tomates sin escurrir y la salsa de tomate italiana. Cocinamos a fuego lento durante 10-15 minutos.

Por otro lado, en un bol grande mezclamos juntos la ricota con el queso parmesano, los huevos y los condimentos.

Y por último, en una fuente de horno grande y profunda, ligeramente untada con aceite, se distribuye media taza de la mezcla de carne y vamos añadiendo las capas de la siguiente manera: un tercio de la masa de lasaña, un tercio de la mezcla de queso, un tercio de la mezcla de carne y un tercio de queso mozzarella.

Repetimos hasta terminar con una última capa de mozzarella. Cubrimos la fuente de horno con papel de aluminio y horneamos a 180º C  entre 45 minutos y 1 hora, hasta que nuestra lasaña comience a burbujear.

Dejamos reposar unos 10 minutos y servimos. ¡Para chuparse los dedos!

El día que cocines estas recetas en casa recuerda a tus comensales que están comiendo de cine, y no estarás mintiendo… ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *